Sitio de Ostende

Batalla del Estrecho de Gibraltar: Fadrique de Toledo contra la flota holandesa.


El 10 de agosto de 1621 una pequeña escuadra de 9 buques españoles bajo el mando de Fadrique de Toledo y Osorio derrotaba a una flota holandesa de más de una treintena de buques que regresaba de Venecia con un preciado cargamento con riquezas procedentes de oriente.  

Corría el verano del año 1621 y la Tregua de los Doce Años había llegado a su fin. Los holandeses buscaban reanudar la guerra, a pesar que el rey reconocía la soberanía de las Provincias Unidas con dicho tratado, y el conde-duque de Olivares se la puso en bandeja convenciendo de ello al nuevo rey Felipe IV. En su favor hay que destacar que los holandeses no respetaron la paz en el mar ni en las posesiones españolas en América o en el Extremo Oriente.

De tal forma que en España se buscó un golpe severo contra los intereses holandeses. El blanco elegido sería el comercio marítimo de las Provincias Unidas en el mar Mediterráneo. Había llegado información de los espías españoles en Venecia de que allí se concentraba una flota de más de una treintena de buques que estaban cargando valiosos productos y riquezas que habían llegado desde oriente. Venecia era abiertamente anti española y, aunque no se atrevía a una declaración de guerra, no dudaba en apoyar cuantos frente pudieran abrirse contras la Monarquía Hispánica, y aquel convoy era de vital importancia para sufragar los gastos a los que se enfrentaban los holandeses en la reanudación de la guerra contra España. 

El plan que ideó el consejo de guerra español consistían en reunir a la Armada del Mar Océano, con 9 buques bajo el mando de Fadrique de Toledo y Osorio, la Armada de Portugal, comandada por Martín de Vallecilla y compuesta de 4 buques, y la Armada de las Cuatro Villas de Cantabria, con 9 naves al mando de Francisco de Acevedo. Esa fuerza sumaría un total de 22 buques, suficientes para acabar con cualquier convoy que quisiera cruzar las aguas del Estrecho de Gibraltar, punto de paso obligatorio para los holandeses. Las órdenes se transmitieron con la máxima urgencia y los trabajos de aprovisionamiento y armamento de los buques se iniciaron inmediatamente de tal manera que para el 1 de agosto debían encontrarse en las aguas del cabo de San Vicente. 

Pero como suele ser costumbre cuando la prisa es acuciante, los problemas pronto empezaron a manifestarse. La falta de artillería con la que dotar a los buques de las armadas de Portugal y de las Cuatro Villas se convirtió en tan serio problema que fue imposible que éstas pudieran partir a tiempo. Por lo que el 31 de julio la Armada del Mar Océano partía desde Cádiz hacia el punto de encuentro, donde esperaron la llegada de las otras escuadras solo para comprobar que deberían enfrentarse al enemigo solos. 

Fadrique contaba tan solo con siete galeones. Tres de ellos eran de 450 toneladas, otros tres de 330 toneladas, a los que se sumaban dos pataches. Pero por fortuna también tenía entre sus filas el formidable galeón Santa Teresa, uno de los mayores y más poderosos buques de su época con casi 1.000 toneladas y una poderosa dotación artillera. Además Fadrique contaba bajo su mando con oficiales altamente experimentados. En su consejo de guerra se encontraban el general de la marina Carlos de Ibarra, los almirantes Alonso de Mújica y Roque Centeno, el maestre de campo del Tercio de Galeones Jerónimo Agustín y el contador general Juan de Burrundia. 

El 6 de agosto llegaron nuevas e inquietantes noticias a la flota de Fadrique por parte del corregidor de Málaga; se habían observado más de 26 buques fondeados en las aguas próximas a Torremolinos. El propio rey también envió un mensaje advirtiendo de la presencia de las naves holandesas y sus peligrosas intenciones. Fadrique sabía del potencial destructivo de semejante flota, pues podría causar gravísimos daños en las poblaciones costeras a su paso por el estrecho. Tras una reunión con sus mandos decidió fondear el 8 de agosto en aguas de la bahía de Algeciras y esperar a la llegada del convoy holandés.

Un día después algunas velas holandesas fueron divisadas desde Cádiz y Fadrique ordenó a los dos pataches que fueran a inspeccionar y reconocer aquellos buques, pudiendo comprobar esa misma tarde que se trataba de la vanguardia de la flota holandesa. Fadrique comenzó sin dilación los preparativos para el combate y reunió su consejo de guerra para decidir qué hacer. Los mandos españoles descartaron de inmediato el dejar pasar al convoy holandés, pues además del deshonor que eso pudiera suponer, existía el riesgo de que la escuadra de Portugal probablemente estuviera de camino y sus 4 buques serían una presa demasiado fácil para tan potente enemigo.

De este modo se acordó plantar batalla y usar la capitana, la imponente Santa Teresa, para penetrar entre la formación holandesa y tratar de causar el mayor daño posible. A la mañana siguiente, 10 de agosto y festividad de San Lorenzo, ambas fuerzas se encontraron. El número de buques holandeses aún hoy es objeto de controversia. Algunas fuentes como Fernández Duro hablan de 30 mercantes y 20 buques de guerra, aunque otras reducen este número a 31 buques divididos en dos grupos, uno de 24 naves y otro de 7. Sea como fuere, bien 31 buques o 50, el caso es que el enemigo superaba ampliamente a la flota de Fadrique y muchos hubieran juzgado una temeridad combatir en esas condiciones. Pero los marinos españoles eran de otra pasta y no iban a dejar que su presa escapara fácilmente. 

Los buques de guerra holandeses formaron en media luna para ofrecer la máxima protección a los mercantes y Fadrique no se lo pensó dos veces; lanzó un disparo intimidante ofreciendo al enemigo la oportunidad de rendirse, pero éste respondió con otro disparo desde una de sus dos naves capitanas aceptando el combate. Fadrique se lanzó de lleno entre la formación adversaria seguido de cerca por el resto de sus buques. Una vez estuvo casi borda con borda, tras aguantar el fuego de los buques holandeses, el Santa Teresa descerrajó todo su potencial sobre la desdichada capitana holandesa que tuvo que retirarse del combate inmediatamente. 

Con el barlovento a favor el Santa Teresa se internó en la formación enemiga seguido del buque del almirante Mújica y del Santa Ana, capitaneada por Ibarra. Entre estos tres buques dieron buena cuenta de dos galeones holandeses que fueron apresados. Hasta el patache del capitán Domingo de Hoyos se lanzó al abordaje de un galeón enemigo a pesar de la diferencia de tamaño. Mientras esto sucedía el Santa Teresa viraba 180 grados tras haber atravesado completamente la formación holandesa y se lanzaba de nuevo a la carga sobre otros dos nuevos buques. Uno fue desarbolado y el otro acabó incendiado, debiendo el imponente galeón español desaferrarse ante la propagación del fuego. 

Por fortuna para los holandeses la capitana española estaba en pésimas condiciones merced a la cantidad de proyectiles recibidos, llegando incluso a perder su palo mayor. Sin velamen el Santa Teresa quedaba fuera de combate mientras el resto de la flota española trataba de hundir o apresar a más enemigos. La Santa Ana de Ibarra se cobró una nueva víctima que acabó en el fondo de las aguas del estrecho, pero sobre las tres de la tarde los maltrechos restos que quedaban del convoy holandés lograron emprender la huida y dejar atrás a los españoles. 

Las pérdidas holandesas ascendieron a siete buques, dos de ellos apresados y cinco hundidos. Si bien era una gran presa, dada la enorme diferencia de fuerzas, lo cierto es que la mayoría de los buques holandeses lograron llegar a sus puertos con la preciada carga, por lo que no se pudo conseguir el objetivo marcado de acabar con el comercio holandés en el Mediterráneo. No por ello se puede dejar de dar la relevancia justa a tan magnífica victoria en donde, una vez más, Fadrique de Toledo demostró sobradamente su valor y sus grandes dotes para la mar y la guerra. 

El capitán general de Ceuta, Luis de Noroña, envió un bergantín con numeroso material médico, alimentos, cirujanos y pólvora y municiones, además de un mensaje felicitando la audaz victoria en el que se podía leer: "no sabía que su excelencia se hallaba en aquel paraje pero bien creía que no podría ser otro quien valientemente y con tan pocos navíos ha acometido y desbaratado tantos", contestando Fadrique que él "tenía intención de pelear con ellos hasta que le acabaran o acabarlos". 

Fadrique sufrió una pequeñas heridas en la cara y la boca fruto de unas astillas que saltaron tras un disparo sobre su buque. La Santa Teresa tuvo que ser reparada, pues había sufrido considerables daños, pero el resto de buques requirieron de reparaciones menores. La noticia fue recibida con satisfacción en la corte de Madrid y Felipe IV premió a Fadrique nombrándolo capitán general de la gente de guerra del Reino de Portugal. De igual modo encargó una serie de pinturas sobre la batalla a Enrique Jácome y Brocas para conmemorar aquella victoria. Al igual que seis décadas antes en la Batalla de San Quintín, la festividad de San Lorenzo había traído la suerte y la victoria del lado de los españoles. 

Batalla del Estrecho de Gibraltar, por Enrique Jácome y Brocas


Batalla del Estrecho de Gibraltar, por Enrique Jácome y Brocas

Fadrique de Toledo y Osorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas

Achilles (1) Agustín de Cepeda (1) Agustín íñiguez (3) Aldringer (5) Alejandro Arroyo (1) Alejandro Farnesio (17) Alejandro O'Reilly (1) Alexander (1) Alfonso de Ávalos (2) Alí Bajá (1) Almagro (1) Alonso de Alvarado (1) Alonso de Bazán (3) Alonso de Córdoba (1) Alonso de Pimentel y Zúñiga (1) Alonso de Sotomayor (1) Alonso Martín (1) Alonso Pita da Veiga (2) Álvar Núñez Cabeza de Vaca (1) Álvaro de Bazán (9) Álvaro de Sande (7) Ambrosio de Spínola (12) Anastagi (1) Andrea Doria (6) Andrés de Urdaneta (3) Anhalt (1) Antonio Barceló (1) Antonio de Leyva (3) Antonio de Montesinos (1) Antonio de Oquendo (5) Antonio Salgado (1) Arcabucero (2) archiduque Alberto de Austria (6) Armada (1) Armamento (1) Aumont (1) aztecas (1) Balanzón (3) Barbarroja (2) Bartolomé de las Casas (1) Batallas (50) Batallas Navales (24) Beltrán de la Cueva (1) Bergh (3) Bernardino de Avellaneda (1) Bernardino de Mendoza (5) Bernardo de Gálvez (2) Blas de Lezo (1) Boabdil (1) Brunswick (5) Bucquoy (3) Calmecahua (1) Camino Español (8) Campañas de Osuna en Sicilia (3) Capitana (1) Cardenal Cisneros (1) Cardenal Infante (6) Carlos Coloma (5) Carlos de Ibarra (2) Carlos de Lannoy (2) Carlos I (26) Carlos II (1) Carlos III (5) Carlos IV (1) Carlos Padilla (1) Carlos V (11) Carlos VII (1) Carlos VIII (1) Castel-Rodrigo (2) César Borgia (1) Churruca (1) Cisneros (1) Collalto (1) Colloredo (3) conde de Anholt (1) Conde de Bayolo (1) conde de Brouay (1) conde de Floridablanca (2) conde de Fuentes (2) Conde de Leicester (1) conde de Marsin (1) conde de Monterrey (1) conde de Peñalva (1) conde de Tilly (6) conde de Vimioso (1) Conde-duque de Olivares (5) Conquistadores (9) Corneille Joll (1) Coselete (1) Cosme Álvarez (1) Cristian IV (1) Cristóbal Colón (2) Cristóbal de Eraso (2) Cristóbal de Mondragón (18) Cristóbal de Olid (1) Cristóbal Lechuga (3) Cromwell (1) D'Allegre (1) De Court (1) Díaz de Pineda (1) Diego Colón (3) Diego Dávila (1) Diego de Almagro (1) Diego de Mendoza (1) Diego de Quiñones (1) Diego García de Paredes (3) Diego Velázquez (1) Dragut Reis (1) Drake (5) Duque de Alba (25) Duque de Alburquerque (4) Duque de Cléveris (1) Duque de Enghien (1) Duque de Feria (2) Duque de Guisa (2) Duque de Lerma (2) duque de Lorena (1) Duque de Medina Sidonia (1) Duque de Osuna (4) duque de Saboya (4) Duque de Urbino (1) Edward Vernon (1) Egmont (4) El Gran Capitán (13) El Gran Condé (3) Enrique II (2) Enrique III de Valois (1) Enrique IV (2) Enrique Olivares (1) Enrique VIII (4) Ernesto de Mansfeld (9) Escaño (1) España en la Guerra de los 30 años (11) Fadrique Álvarez de Toledo (1) Fadrique de Toledo (4) Federico de Spínola (1) Federico el Palatino (5) Felipe el Hermoso (1) Felipe II (35) Felipe III (12) Felipe IV (9) Felipe Strozzi (2) Felipe V (3) Fernández de Córdoba (9) Fernández de Enciso (1) Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel (1) Fernando de Andrade (2) Fernando de Magallanes (2) Fernando el Católico (8) Fernando Girón de Salcedo (1) Fernando I (1) Fernando VI (1) Fernando VII (1) Ferrante Gonzaga (3) Filiberto de Saboya (1) Franc (1) Francisco Coloma (1) Francisco de Acevedo (1) Francisco de Bobadilla (6) Francisco de Ibarra (2) Francisco de Medina (1) Francisco de Melo (3) Francisco de Mendoza (2) Francisco de Meneses (1) Francisco de Orellana (2) Francisco de Quevedo (1) Francisco de Rivera (3) Francisco de Saavedra (1) Francisco de Sarmiento (4) Francisco de Valdés (1) Francisco de Vallecilla (1) Francisco de Zanoguera (1) Francisco I (5) Francisco Menéndez (1) Francisco Pizarro (3) Francisco Sforza (1) Francisco Valdés (1) Francisco Verdugo (6) Francisco Vivero (1) Fray Gaspar de Carbajal (1) Galeón de Manila (2) Galveston (1) Gambacorta (1) García de Toledo (5) Garcíes (1) Georg von Frundsberg (4) George Clifford (1) George Pocock (1) George Walker (1) George Washington (1) Glorioso (1) Gonzalo de Bracamonte (4) Gonzalo de Córdoba (1) Gonzalo de Ronquillo (1) Gonzalo Pizarro (2) Gran Sitio de Malta (3) Grande y Felicísima Armada (3) Gravina (1) Guardas de Castilla (1) Guébriant (2) Guerra anglo-española (6) Guerra de Colonia (1) Guerra de Devolución (2) Guerra de Esmalcalda (2) Guerra de Independencia norteamericana (2) Guerra de la Valtelina (1) Guerra de los 30 años (16) Guerra de los 7 años (2) Guerra de los 80 años (28) Guerra de Nápoles (5) Guerra del Arauco (1) Guerra del Asiento (4) Guerra del Monferrato (2) Guerra del Palatinado (6) Guerras Italianas (11) Guerreros (19) Guillermo de Orange (13) Guillermo Verdugo (5) Gustavo Adolfo (3) Gutierre de Cetina (1) Gutiérrez de Otero (1) Hasán Bajá (1) Hatzfeldt (2) Hawkins (1) Hernán Cortés (1) Hernando Colón (1) Hernando de Acosta (2) Herreruelo (1) Horn (6) Hugo de Cardona (2) Hugo de Moncada (1) Inés de Ben (1) Infantería de Marina (1) Isabel Clara Eugenia (2) Isabel de Avis (1) Isabel I (7) Isabel la Católica (3) Isemburg (4) Jacinto Vera (1) Jacobo I (1) Jean de Beck (3) Jean de la Valette (3) Jeireddín Barbarroja (1) Jenkins (1) Jerónimo Agustín (2) Jervis (3) John Montagu (1) John Norreys (7) José de Córdoba (1) José de Irazábal (1) José de Mazarredo (3) José de Urrutia (1) Juan Andrea Doria (1) Juan Bravo de Laguna (3) Juan de Austria (5) Juan de Cardona (2) Juan de la Cerda (1) Juan de la Cosa (1) Juan de Lezcano (4) Juan de Oznayo (1) Juan de Prado Malleza (1) Juan de Urbieta (1) Juan del Águila (5) Juan Díaz de Solís (1) Juan Gutiérrez de Garibay (1) Juan II de Aragón (1) Juan II de Castilla (1) Juan II de Portugal (1) Juan José de Austria (1) Juan José Navarro (1) Juan Martín de Recalde (2) Juan Pablo de Carrión (1) Juan Pacheco (1) Juan Pérez de Azcue (1) Juan Pérez de Peralta (1) Juan Ronquillo (1) Juan Sebastián Elcano (2) Juan Varela (1) Juana de Castilla (1) Juana la Beltraneja (1) Julián Romero (14) Justino de Nassau (2) La Ferté (1) La Meilleraye (1) Lala Mustafá (1) Lamboy (1) Lautrec (1) Lázaro de Eguiguren (1) León Fandiño (1) Lepanto (1) Lestock (1) Leyenda Negra (1) Leyes de Burgos (1) Liga de Esmalcalda (6) Liga Santa (2) Lope de Figueroa (9) Lope de Hoces (1) Lope de Vega (1) López de Acuña (1) Lorenzo Ugalde de Orellana (1) Luis de Armagnac (4) Luis de Carvajal (1) Luis de Córdova (1) Luis de Nassau (3) Luis de Requesens (5) Luis Fajardo (2) Luis Vicente de Velasco (1) Luis XIII (4) Luis XIV (3) Luis XV (1) Maarten Schenck (1) Maarten Tromp (1) Mansfeld (1) Manuel de Montiano (1) Manuel Filiberto (3) Manuel Ponce de Léon (1) Marcos Aramburu (1) Margarita de Parma (3) María de Estrada (1) María Pita (1) María Tudor (1) Marlborough (2) marqués de Hinojosa (1) Marqués de Leganés (4) Marqués de Pescara (2) Marqués del Vasto (8) Marradas (3) Martín de Córdoba (1) Martín de Eguiluz (1) Martín de Padilla (1) Martín Zamudio (1) Mathews (1) Matías de Alburquerque (1) Matthew Buckle (1) Matthias Gallas (8) Mauricio de Nassau (5) Maximiliano de Egmont (1) Mazarino (1) Melchor de Robles (3) Mercader (1) Mercedes (1) Mercy (1) Miguel de Ambulodi (1) Miguel de la Horna (2) Miguel de Oquendo (2) Miguel López de Legazpi (2) Moctezuma (1) monte Aldabe (1) Montmorency (1) Mosquetero (2) Mustafá Bajá (1) Namur (1) Napoleón (1) Nelson (2) Octavio de Aragón (1) Oglethorpe (1) Orden de Malta (4) Orden de Santiago (6) Pánfilo de Narváez (2) Pappenheim (4) Paz de Cateu-Cambrésis (2) Pedro de Alvarado (2) Pedro de La Gasca (1) Pedro de Paz (1) Pedro de Toledo (1) Pedro de Ursúa (1) Pedro de Valdivia (1) Pedro Ernesto de Mansfeld (1) Pedro González de Castejón (1) Pedro Mesía de la Cerda (1) Pedro Navarro (1) Pedro Téllez de Guzmán (1) Pialí Bajá (2) Piccolomini (3) Pío V (1) Piquero (2) Pompeo Giustiniano (2) príncipe de Condé (1) Príncipe de Ligné (1) Prior de Crato (6) Próspero Colonna (5) Rantzau (3) Real Felipe (1) Reyes Católicos (12) Richard Greenville (1) Richelieu (5) Rodrigo de Orozco (2) Rowley (1) Rui Faleiro (1) San Fulgencio (1) San Giuseppe (1) San Ildefonso (1) Sancho Dávila (11) Sancho de Londoño (7) Sancho de Luna (2) Santísima Trinidad (1) Sebastián de Benalcázar (1) Sebastián López (1) señor de Aubigny (2) Sirot (1) Sitio de Malta (1) Solimán (2) Spielbergen (1) Tassis (3) Taupadel (1) Tay Fusa (1) Tercio de Ávila (1) Tercio de Cárdenas (1) Tercio de Castelnuovo (2) Tercio de Cerdeña (5) Tercio de Fuenclara (1) Tercio de Galeras (1) Tercio de Idiáquez (1) Tercio de Lombardía (10) Tercio de Lope de Figueroa (2) Tercio de Nápoles (7) Tercio de Saboya (5) Tercio de Sicilia (11) Tercio de Toralto (1) Tercio de Torrecusa (1) Tercio de Valdés (1) Tercio de Zamora (2) Tercios (8) Tercios Embarcados (1) Tercios Viejos (6) Teseus (1) Thermes (1) Thomas Howard (1) tlaxcaltecas (1) Toisón de Oro (2) Torquemada (1) Torstensson (1) Tratado de Aranjuez (1) Tratado de París (1) Turco (1) Turenne (2) Tuttlingen (1) Ulij Alí (1) Unión de Arras (3) Unión de Utrecht (3) Vasco de Gama (1) Vasco Núñez de Balboa (1) Velandia (1) Vicente González-Valor (1) Vicente Yáñez Pinzón (3) vizconde de Turenne (1) Wallenstein (4) Werth (2) William Monson (1) William Penn (1)